ESTILO DE VIDA

El primer ‘viudo’ cibernético de la historia

Este japonés de 36 años, administrativo de un centro académico de Tokio, gozó de una efímera fama, tan fugaz como mundial, cuando anunció que se había casado con un holograma. Por supuesto, la ceremonia no tiene validez legal alguna, más allá del simbolismo que quieran concederle los propios contrayentes y los 40 invitados a la ceremonia (todos, por razones obvias, del novio).

El holograma es en realidad un asistente domótico de la compañía Gatebox, semejante a otros dispositivos de la competencia, como Alexa, de Amazon, Siri, de Apple, o Cortana, de Microsoft. A decir verdad –y aunque para gustos, los colores– el asistente virtual de Gatebox es estéticamente el menos agraciado.

El ingenio electrónico en cuestión se parece a una cafetera con una urna de cristal. En esa urna aparece lo único que distingue esta alma de metal de las otras: una muñequita en 3D de unos 16 centímetros. Si Peter Pan tenía su Campanilla, Akihiko Kondo tiene su Hatsune Miku. Así se llama su esposa.

 

Hatsune Miku es una popular criatura virtual en Japón, donde ha vendido millones de discos de música pop (electrónica, habría que decir) y donde ha protagonizado conciertos multitudinarios. Es una Milli Vanilli que no engaña a nadie: a sus admiradores les da igual que no cante ella. En su mundo feliz, sí canta.

 

siguenos
Facebook
Twitter
Pinterest
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: